Sala Dos

Los ciclos:- Fritz Renoir y Jean Lang- Estudios del cine

Lorenzo Carnelli 1311 -Tel: 24128516

Fritz Renoir, Jean Lang

O al revés, bueno. La broma responde a un dato: no es frecuente que dos cineastas de primera línea, de esos que forman parte del canon, filmen el mismo tema. Dejando de lado el caso de las recurridas historias que todo el mundo se siente obligado a rodar alguna vez (Los tres mosqueteros, Los miserables) y por supuesto las obras de Shakespeare, resulta infrecuente que un maestro se arriesgue a intentar repetir la obra de otro maestro. Por el momento, al menos, podemos confiar que podremos librarnos de una nueva versión de El ciudadano. De ahí la peculiaridad de este ciclo: dos películas de Renoir de las que Fritz Lang realizó nuevas versiones. El oscuro asunto de femme fatale de La chienne del francés fue rehecha como Mala mujer por el alemán. La novela La bestia humana de Emile Zola no inspiró únicamente a ambos sino también al argentino Daniel Tinayre en una adaptación de la que podemos prescindir. Incidentalmente, Renoir rodó también una versión de Diario de una camarera, asunto filmado nueva y famosamente por Luis Buñuel.

Enero 15, domingo. A las 17.50, 19.30 y 21.10 hs.

LA PERRA

(La chienne)

Dir: Jean Renoir.
Francia 1931 - 91 min. ST.
Con Michel Simon, Janie Marèse, Georges Flamant

La tragedia de un insignificante empleado, aburado por su trabajo y por su esposa, que se enamora de la poco confiable dama del título y es capaz de todo por ella. La historia se ubica en un Montmarte descrito con vitalidad y convicción.

Enero 16, lunes. A las 17.40, 19.30 y 21.20 hs.

MALA MUJER

(Scarlet Street)

Dir: Fritz Lang.
EEUU. 1945 - 102 min. ST.
Con: Edward G. Robinson, Joan Bennett, Dan Duryea.

Hombre común destruido por la mala influencia de una mujer fatal. Un film noir que repite y mejora (aunque muchos piensen lo contrario) el antecedente de La mujer del cuadro, del mismo Lang y con el mismo equipo: omite afortunadamente el detestable truco final de esa película anterior. Remake de La perra de Jean Renoir.

Enero 17, martes. A las 17.40, 19.30 y 21.20 hs.

LA BESTIA HUMANA

(La bete humaine)

Dir: Jean Renoir.
Francia 1938 - 92 min. ST.
Con Jean Gabin, Julien Carette, Simone Simon.

Esta adaptación de Zola sobre un maquinista involucrado en adulterio y crimen se ubica en un ambiente físico preciso. Constantemente, Renoir asocia el drama individual con la existencia general. Una película de su “período de gloria”.

Enero 19, jueves. A las 17.50, 19.30 y 21.10 hs.

LA BESTIA HUMANA

(Human Desire)

Dir: Jean Renoir
EEUU 1954 - 90 min. ST.
Con Glenn Ford, Gloria Grahame, Broderick Crawford.

Lang vuelve a reunir al equipo de la superior Los sobornados para otro film noir, con Zola como pretexto. El resultado es ligeramente inferior a la versión de Renoir: el pulso narrativo está siempre presente; el drama sube y baja, con picos de calidad.

 

 

ESTUDIOS DEL CINE

El período de esplendor del sistema de estudios de Hollywood abarca desde, aproximadamente, la Primera Guerra Mundial hasta fines de los años cuarenta, aunque hayan existido manifestaciones antes y después. Básicamente, las grandes empresas (Metro, Warner, Paramount, Fox, RKO, en menor medida Columbia y Universal, de forma un tanto peculiar United Artists) consistían en factorías en las que se hacía todo: alguien ha dicho que por una puerta entraba una idea, y por otra una película. El sistema es un ejemplo de la racionalización capitalista de la producción, aunque la expresión admitiría algún matiz: la soviética Mosfilm, que no era exactamente una empresa capitalista, funcionaba de manera prácticamente idéntica. La idea básica era tener un elenco estable de actores y técnicos que cobraban un sueldo mensual, y estaban disponibles para el trabajo que surgiera. Los miembros de la sección de guionistas marcaban tarjeta, escribían una cantidad de horas por día, y de ese material los ejecutivos de la empresa elegían un libreto y tiraban a la basura otros cuatro, sugerían los cambios correspondientes, adjudicaban el trabajo a gente que tenían en la plantilla. A veces ocurrían cosas extrañas: una persistente leyenda sostiene que cierto día se encontraron en la cantina de Warner dos directores de la empresa, Howard Hawks y el “todoterreno” Michael Curtiz, comentaron lo que estaban haciendo, y descubrieron que no estaban satisfechos con los respectivos encargos: Curtiz no queHistoria del cine: ESTUD Sala DOS (ENERO 20 AL 30) IOS ría hacer algo llamado El sargento York, y a Hawks no lo convencía demasiado una historia titulada Casablanca. Fueron a hablar con Jack Warner e intercambiaron los proyectos, con resultados que se conocen. El sistema se completaba con el hecho de que los estudios disponían de un circuito de salas que permitían la salida automá- tica a las pantallas del material que producían. Comenzó a tambalearse cuando, hacia 1947, el gobierno de Truman comenzó a aplicar las leyes anti-trust y obligó al divorcio entre productoras y exhibidoras: estas últimas adquirieron una libertad antes impensada para negociar los precios de las películas con ésta o aquella empresa. Al mismo tiempo las estrellas más notorias (Cary Grant fue la primera) comenzaron a despegarse del sistema y a negociar contratos películas por película. Un poco más adelante, los más exitosos (John Wayne, Burt Lancaster, Kirk Douglas, con menos éxito Richard Widmark e Ida Lupino) crearon sus propias compañías productoras y negociaron con las grandes empresas únicamente la distribución o el parcial apoyo económico. Hacia mediados de la década del cincuenta se produjo un dato significativo: la RKO, entonces propiedad de Howard Hughes, fue vendida a Desi Arnaz y Lucille Ball y se convirtió en la empresa productora televisiva Desilu, responsable de exitosos programas como Yo quiero a Lucy y Los intocables. El mundo estaba cambiando. En la década del treinta, sin embargo, el sistema estaba en su esplendor y cada empresa buscaba su nicho de mercado. Metro hacía películas espectaculares y glamorosas, Universal películas de terror, RKO preferentemente musicales. Warner se dividía entre cierta “conciencia social”, a veces con el formato de película policial de gangsters, las biografías de gente ilustre con un contenido liberal (La vida de Emilio Zola podría estar en este ciclo, pero está en otro), las womenpic (“películas para mujeres”, generalmente con la sufriente Bette Davis) y las aventuras piratescas o westernianas protagonizadas por Errol Flynn. De casi todo ello hay ejemplos en este ciclo.

Enero 20, viernes. A las 17.55, 19.30 y 21.05 hs.

ENEMIGO PÚBLICO

(G-Men)

Dir: William A. Wellman.
EEUU 1931 -84 min. ST.
Con James Cagney, Jean Harlow, Edward Woods.

Con El pequeño César de Mervyn LeRoy y Scarface de Howard Hawks, uno de los clásicos primigenios del cine de gangsters y una de las películas que aseguró la fama perdurable de Cagney.

Enero 21, sábado. A las 17.55, 19.30 y 21.05 hs

CONTRA EL IMPERIO DEL CRIMEN

(G-Men)

Dir: William Keighley.
EEUU 1935. 85 min. ST.
Con : James Cagney, Margaret Lindsay, Ann Dvorak.

El código de la Industria se puso nervioso con tanto gangster, y exigió héroes más decentes. Aquí Cagney no es un delincuente sino un abogado que accede unirse al FBI para luchar contra el crimen. Tensa y dinámica

Enero 22, domingo. A las 18, 19.30 y 21 hs.

BALAS O VOTOS

(Bullets or Ballots)

Dir: William Keighley. .
EEUU 1936. - 82 min. ST.
Con Edward G. Robinson, Joan Blondell, Barton MacLane.

Gangsterismo, pero también corrupción policial, empresarial y política, extraída de los titulares de los diarios de la época. Robinson, antes frecuente pistolero, es el policía honesto que infiltra a una banda para desenmascarar toda esa trama.

Enero 23, lunes. A las 17.45, 19.30 y 21.15 hs.

ÁNGELES CON CARAS SUCIAS

(Angels with Dirty Faces)

Dir: Michael Curtiz
EEUU 1938. -97 min. ST.
Con James Cagney, Pat O›Brien, Humphrey Bogart.

Sacerdote con conciencia social (O’Brien) intenta evitar que un grupo de adolescentes caiga en la delincuencia, y debe lidiar con el pistolero Cagney y su banda. Característica mezcla de buen cine negro, denuncia social y algunos arreglos moralizadores finales.

Enero 24 martes. A las 17.35, 19.30 y 21.25 hs.

LA ESCUADRILLA DE LA AURORA

(The Dawn Patrol)

Dir:Edmund Goulding.
EEUU 1938- 103 min. ST.
Con Errol Flynn, David Niven, Basil Rathbone.

La tensa espera, disfrazada de despreocupación y falsa alegría, de los momentos previos a la batalla. El drama de los pilotos de combate en la Primera Guerra Mundial, en fina remake del clásico del mismo título rodado en 1930 por Howard Hawks.

Enero 26, jueves . A las 17.40, 19.30 y 21.20 hs hs.

LAS AVENTURAS DE ROBIN HOOD

(The Adventures of Robin Hood)

Dir: Michael Curtiz, William Keighley.
EEUU 1938. - 102 min. ST.
Con Errol Flynn, Olivia de Havilland.

El Robin Hood “definitivo” del cine (y que nos perdonen Kevin Costner y Russell Crowe), con acción, humor, color, héroes simpáticos, malos muy malos. Una matinée de lujo, entretenida y disfrutable.