Sala Cinemateca

Los ciclos de este mes: -Un provocador: Nagisa Oshima --LA GRAN MUDANZA

Lorenzo Carnelli 1311 - Tel: 24195795

 

Un provocador: Nagisa Oshima

Probablemente su nombre va a quedar asociado para siempre en la historia del cine con el escándalo provocado por su película El imperio de los sentidos, pero convendría evitar que el japonés Nagisa Oshima sea recordado exclusivamente por eso. De ahí que, deliberadamente, este ciclo o mita El imperio de los sentidos y reúna otras películas de ese oriental talentoso. Nacido en Kioto el 31 de marzo de 1932, fallecido en 2013, Oshima se graduó en derecho pero pronto dirigió sus intereses hacia la realización cinematográfica. Habitualmente se lo ubica en el contexto de la Nuberu Bagu, el equivalente japonés de la Nouvelle Vague francesa, un grupo de jóvenes que en los tardíos cincuenta y comienzos de los sesenta del siglo XX intentaron renovar los contenidos y las estructuras narrativas del cine de su país, de alguna manera rebelándose contra los maestros de la generación anterior (Kurosawa, Mizoguchi, Ozu). Contemporáneos de Oshima, o casi, son otros realizadores importantes como Yoshishige Yoshida, Masahiro Shinoda o el un poco mayor Shoei Imamura. El cine de esos renovadores, y en especial el de Oshima, ha sido entendido como una reacción contra el humanismo subjetivo de sus predecesores, y también contra las posturas de la izquierda “oficial” japonesa. Hay sin duda una dimensión política en los primeros films de Oshima, al igual que un empeño en ir más allá de lo “socialmente aceptable”: sus protagonistas suelen ser jóvenes antihéroes, rebeldes ante una sociedad que los hostiliza o los margina. Tras realizar algún corto Oshima saltó al largo en 1959 con Ai to kibo no machi, y continuó con otros tres films en 1960. Fue empero con Shiiku (1961), inspirada en una novela de Kenzaburo Oé, que llamó realmente la atención de la crítica: allí exploró la relación entre los habitantes de un pueblecito japonés y un soldado afroamericano capturado durante la Segunda Guerra Mundial. En 1967 dirigió uno de sus trabajos más insólitos, Ninja Bugei-cho, versión de un manga histórico ambientado en el siglo XVIII que se limitó a filmar las imágenes de la historieta original y acompañarlas con voces de actores. En Koshikei (1968) se arriesgó con otro tema que produjo sus escozores en la sociedad japonesa: los rasgos de prejuicio racial de sus compatriotas contra la minoría coreana. En Gishiki (1971) experimentó con las formas narrativas al tiempo que satirizaba varias costumbres. La fama internacional llegó con El imperio de los sentidos (1976), historia de una relación erótica en un entorno autoritario, con rasgos finales de violencia y castración. No debe confundirse con la igualmente interesante El imperio de las pasiones (1978), mezcla de crítica social e historia de fantasmas muy japonesa que tenía su cuota de sugestión (y menos morbo que la otra), y que le valió un premio en Cannes como mejor director. El éxito de esos films colocó a Oshima en una posición un tanto incómoda de “cineasta audaz” de quien se espera siempre algo insólito, desde la atracción homoerótica de Furyo (1983), una historia de la Segunda Guerra Mundial protagonizada por David Bowie y Ryuichi Sakamoto, hasta la casi inocente zoofilia de Max, una monada (1986), un asunto de ribetes buñuelescos (de hecho, estaba escrito por Jean-Claude Carriére, colaborador habitual de Buñuel) con Charlotte Rampling. Antes y después rodó también algunos documentales y telefilms. En 1996 Oshima sufrió un accidente cerebrovascular que lo alejó del trabajo, pero volvió a él en 1999 con Gohatto, un thriller histórico protagonizado por Takeshi Kitano y con música de Sakamoto. Fue su último trabajo para la pantalla.

Noviembre 15 , jueves .A las 17.50, 19.30 y 21.10 hs

PLACERES DE LA CARNE

(Etsuraku)

Dir: Nagisa Oshima.
Japón 1965. -91 min. (Digital).
Con Con Katsuo Nakamura, Mariko Kaga, Yumiko Nogawa.

Alguien la ha definido como un precursor de Adiós a Las Vegas. El proceso de autodestrucción del protagonista tiene algo del Nicolas Cage de ese film de Mike Figgis, y el tomo oscila entre la comedia y el drama.

Noviembre 16 , viernes .A las 17.40, 19.30 y 21.20 hs

VIOLENCIA A MEDIANOCHE

(Hakuchu no torima)

Dir: Nagisa Oshima.
Japón 1966 . -143 min. (Digital).
Con Hideo Kanze, Hideko Kawaguchi, Saeda Kawaguchi.

El retrato de un violador, construido a través de la mirada de su esposa y de una de sus víctimas, que se comunica con aquella para inducirla a que entregue al hombre a la policía. La influencia de Resnais es muy visible en el uso que Oshima hace de la elipsis y el flashback.

Noviembre 17 , sábado.A las 17.35, 19.30 y 21.25 hs

CANTA UNA CANCIÓN DE SEXO

(Nihon shunka-ko)

Dir: Nagisa Oshima.
Japón 1967 . -143 min. (Digital).
Con Ichiro Araki, Juzo Itami, Kogi Iwabuchi.

Las idas y venidas de un grupo de estudiantes, su profesor, y una canción escabrosa que sirve de leit motiv para la acción. Un cuadro de juventud más o menos despistada que en algún momento deriva en la tragedia.

Noviembre 18 , domingo.A las 17.40, 19.30 y 21.20 hs

DOBLE SUICIDIO EN UN VERANO JAPONÉS

(Muri shinju: nihon no naju)

Dir: Nagisa Oshima.
Japón 1967 . -99 min. (Digital).
Con Keiko Sakurai, Kei Sato, Tetsuo Hashida.

Un francotirador norteamericano en Japón, y su rastro de muerte. ¿Se puede combinar el lenguaje experimental de Godard con una tradición que viene de Ford y Kurosawa? Oshima lo hace con considerable éxito.

Noviembre 19 , lunes.A las 18, 19.30 y 21 hs

TRES BORRACHOS RESUCITADOS

(Kaette kite yopparai)

Dir: Nagisa Oshima.
Japón 1968 . -80 min. (Digital).
Con Masao Adachi, Osamu Kitayama, Norihiko Ashida.

Tres jóvenes estudiantes de vacaciones en la playa son confundidos con coreanos, minoría mal vista en Japón. Lo que comienza como una comedia satírica deriva hacia situaciones más graves. Oshima se atreve con un tema molesto para una franja de la sociedad japonesa.

Noviembre 20 , martes .A las 17.20, 19.30 y 21.40 hs

LA CEREMONIA

(Gishiki)

Dir: Nagisa Oshima.
Japón 1971 . -123 min. (Digital).
Con Kenzo Kawarasaki, Atsuko Kaku, Nobuko Otowa.

Otra vez el recuerdo (cinco flashbacks constituyen lo esencial del film) que abarcan desde la boda del protagonista hasta su intento de tener sexo con una almohada. Experimental y sarcástica, con varias maldades acerca de usos y costumbres sociales.

Noviembre 22 , jueves .A las 17.40, 19.30 y 21.20 hs

EL IMPERIO DE LAS PASIONES

(Ai no borei)

Dir: Nagisa Oshima.
Japón/Francia 1978 . -101 min. (Digital).
Con Tatsuya Fuji,Kazuko Yoshiyuki, Takahiro Tamura.

Adulterio, crimen y una historia de fantasmas que expresa, en clave simbólica, los miedos reales de unos tiempos de represión y autoritarismo. Sugestiva e inquietante, aunque ciertamente menos agresiva que El imperio de los sentidos.

Noviembre 23 , viernes .A las 17.20, 19.30 y 21.40 hs

FURYO

(Merry Chrismas Mr. Lawrence/Furyo)

Dir: Nagisa Oshima.
Reino Unido/Japón 1983. -123 min. (Digital).
Con David Bowie, Tom Conti, Jack Thompson., Riuchi Sakamoto.

Oficiales japoneses y británicos en un campo de prisioneros durante la Segunda Guerra Mundial. La atracción homoerótica que uno de los presos ejerce sobre el comandante japonés desencadena la tragedia. Sólido drama.

24 / 25 de noviembre - 24 HS. DE CINE ( del sábado 24 al mediodía al domingo 25 a las misma ahora )
Ver programación aquí