Cinemateca 18

Estrenos de este mes: -Sangre de campeones-Una mujer, una vida-Charleston-Sambá-Djam-

Ciclo de este mes: -DALE AL TRACKING-

18 de Julio 1280 - Tel: 29009056

SANGRE DE CAMPEONES

Del jueves 2 de al miércoles 8 de agosto. A las 18 y 19.30 hs.
Del jueves 9 al miércoles 15 de agosto. A las 21.25 hs.

Dir: Sebastián Bednarik y Guzmán García.
Uruguay 2018 -75 min. (Digital).
Guión: Guzmán García. Música: Hernán González. Sonido: Santiago Bednarik. Producción: Andrés Varela, Sebastián Bednarik, Pedro Abuchalia. Ilustraciones: Oscar Larroca.

Este documental constituye un repaso de las glorias del fútbol uruguayo entre 1924 y 1930, y hay que entender que fue planeado como un quizás necesario aperitivo para la vigente Copa Mundial de Rusia. Los directores Sebastián Bednarik y Guzmán García, ya habían abordado lo deportivo en trabajos como Mundialito (2010) y Maracaná (2014), y vuelven a hacerlo aquí con una solvencia que ya es su marca de fábrica. La película arranca con algunas consideraciones generales sobre el fútbol, y comienza a alternar luego la crónica de lo estrictamente deportivo con el contexto histórico en el que los triunfos en los Juegos Olímpicos y luego el mundial del 30 afirmaron una identidad nacional. Las voces en off de historiadores y periodistas como Gerardo Caetano, Ricardo Piñeyrúa, Eduardo Ribas y otros contextualizan los éxitos en el campo de juego, ubicándolos en el espacio y en el tiempo. No es posible deslindar el deporte del entorno social y político en el que se desenvuelve. El film se beneficia de una hábil utilización de su material de archivo. Hay fotos y videos, complementado por las ilustraciones de Oscar Larroca, y las voces recreadas de gente como Héctor Scarone y Pedro Cea, que de a poco van cediendo espacio a dos de los protagonistas de toda la historia, José Nasazzi y José Leandro Andrade. Alguien ha protestado por lo que falta o lo que sobra, pero más allá de que habría que ver de qué material se disponía y en la sala de edición hay que tomar decisiones, elegir, y siempre habrá quien disienta. En lugar de quejarse por lo que no está, corresponde más bien celebrar lo que está: un material bien seleccionado y editado, que atiende al deporte pero se anima a ir un poco más allá, y que recupera una zona de la historia y la identidad uruguayas. Elogios adicionales para la música de Hernán González. No es poco.

CHARLESTON

(Charleston)

Del jueves 9 al miércoles 15 de agosto. A las 17.25 y 19.30 hs.
Del jueves 16 al miércoles 22 de agosto. A las 21.10 hs.

Dir: Andreï Cretulescu.
Francia 2017-113 min. (Digital).
Elenco: Serban Pavlu, Radu Iacoban, Victor Rebengiuc, Ana Ularu, Dorian Boguta, Adrian Titieni, Ana Ciontea, Gabriela Popescu, Gavril Patru

Un par de semanas después de que Ioana, su mujer, muriese en un accidente de coche, y estando solo y borracho la noche en que cumple 42 años, Alexandru recibe una visita. Se trata de Sebastian, un joven tímido, que ha sido amante de Ioana durante los últimos cinco meses. Sebastian tiene una extravagante petición: quiere que Alexandru le ayude a superar la desesperación causada por la muerte de Ioana. Aunque en un primer momento pudiese parecer trágica u oscura, cercana al cine de denuncia de la Nueva Ola Rumana, la ópera prima de Andreï Cretulescu, estrenada en el prestigioso festival de Locarno, se rebela ante la desesperanza del cine de Christian Mungiu o Cristi Puiu. Aunque no evita la tragedia ni el duelo, abundan los toques humorísticos que llevan el drama al terreno del humor absurdo. La recuperación emocional de dos hombres ante la muerte de un ser querido, es la idea principal del film; Alexandru y Sebastian comparten ese luto y entablan una relación que será terapéutica para ambos. La evidente diferencia de caracteres, un tipo duro y un hombre sensible y retraído, protagonizará las secuencias más hilarantes. Otro de sus grandes méritos es la estética, la Bucarest que muestra la cámara es elegante y cosmopolita, opuesta, otra vez, a la ciudad decadente de la Nueva Ola Rumana. Atención a la potente banda sonora, que, alternando jazz y música electrónica, acentúa ese distanciamiento de la película respecto a otras producciones rumanas. Del director Andreï Cretulescu se sabe que nació en Bucarest, Rumanía, en 1974. Fue crítico de cine y productor creativo en HBO Rumanía. Con su compañera, Codruta Cretulescu, lanzó Kinosseur Productions y realizó varios cortometrajes, entre ellos Bad Penny (2013), Kowalski (2014) y Ramona (2015). Este último obtuvo, entre otros galardones, el premio Canal + en la Semana de la Crítica de Cannes. Charleston es su primer largometraje como director.

SAMBÁ

Del jueves 16 al miércoles 22 de agosto. A las 17.50 y 19.30 hs.
Del jueves 23 al miércoles 30 de agosto. A las 21.15 hs.

Dir: Israel Cárdenas, Laura Amelia Guzmán.
República Dominicana 2017.-90 min. (Digital).
Guión: Ettore D'Alessandro, Carolina Encarnacion. Fotografía: Andrei Bowden Schwartz. Música: Marco Trombin. Producción: Ecah Film. Elenco: Laura Gómez, Ettore D'Alessandro, Algenis Pérez Soto, Jalsen Santana,Gerardo Mercedes, Oscar Carrasquillo, Héctor Sierra, Ricardo Ariel Toribio,Juan Carlos Hazim Sued, Riccardo Bardellino, Karina Valdez, Joan Guzmán, Félix Mangu Valera.

El título puede dar lugar a alguna confusión. El término “sambá” no proviene aquí de un ritmo brasileño, sino que es una deformación de “sand bag” (saco de arena”, una herramienta empleada por los boxeadores durante sus entrenamientos. Esta película dominicana no es sobre música sino sobre boxeo, y en ella la expresión adquiere un sentido suplementario que en República Dominicana va a ser entendido más rápido que acá: la alusión a la personaje que carga con los golpes de otro y s e convierte en una suerte de mártir. El protagonista (Algenis Pérez Soto), viene de cumplir una injusta pena de prisión y se encuentra con su madre sumergida en el alcohol y a su hermano enredado en la delincuencia. Quiere rehacer su vida, busca trabajo y lo pierde, en su camino se cruza Nichi (Ettore D'Alessandro, también productor y guionista), un italiano ex boxeador que perdió un ojo en combate. De a poco, ambos intentarán el retorno al deporte, uno como entrenador, el otro como combatiente. Los dominicanos Laura Amelia Guzmán e Israel Cárdenas, que han recibido elogios previos por películas como Cochocho (2007), Jean Gentil (2010), Carmita (2013) y Dólares de arena (2014) construyen un relato violento y sólido, que transmite sin ambages la tensión y la rudeza dentro fuera del cuadrilátero, símbolos de desajustes sociales más amplios. Según el argentino Diego Lerer en MicropsiaCine.com, "ambos realizadores saben mantener a raya a sus personajes y construir un universo creíble en torno a ellos que, (...) nunca se vuelve obvio o del todo estereotipado. Utilizan las convenciones para crear un drama que se siente en el cuerpo." Nuestro Guilherme Alencar Pinto, de La Diaria, pudo agregar que "el montaje es sumamente ágil, las actuaciones muy buenas (...) y la insólita banda musical entrevera rap, merengue y Wagner." Seleccionada por el festival Tribeca para su Sección de Largometrajes Internacionales.

DJAM

(dJAM)

Del jueves 23 al miércoles 30 de agosto. A las 17.45 y 19.30 hs.
Del sábado 4 al domingo 12 de setiembre. A las 21.20 hs.

Dir: Tony Gatlif.
Francia 2017. -97 min. (Digital).
Guión Tony Gatlif. Fotografía: Patrick Ghiringhelli. Producción: Pyramide Productions / Blonde Audiovisual Productions / Guverte Film / Princes Production / Canal + / Eurimages / Centre National de la Cinématographie (CNC). Elenco:Daphne Patakia, Simon Abkarian, Maryne Cayon, Kimon Kouris, Solon Lekkas,Eleftheria Komi.

El título refiere al nombre de protagonista, una chica de habla francesa y ascendencia griega, que viaja desde su tierra natal a Estambul, enviada por su tío para recuperar una pieza de motor que podría hacer conseguir hacer arrancar al viejo motor del barco que el hombre tiene como última solución para el desalojo su modesto restaurante por atrasos en el pago de una deuda bancaria. Ese punto de partida permite algunas pinceladas sobre la grave crisis económica que hoy padece no solamente Grecia, pero el guión se abre también, en forma un tanto lateral, al candente tema de los refugiados que huyen de conflictos diversos en el Cercano Oriente, concretado en el film en la historia de una muchacha francesa con quien la protagonista establece una amistad, perdida ella misma en la inmensidad de Estambul. Pero la película es también un retrato individual, y una crónica de la particular relación de su protagonista con la música. Nuestra Djam no es, seguramente, una gran bailarina, pero lleva la música, y en especial el baile, en o más profundo de su alma. Su cuerpo es su instrumento de expresión, y es la música griega lo que fundamentalmente recorre el film y refleja un carácter nacional, impregnando el relato de una mezcla de melancolía y esperanza con respecto a un futuro que no se presenta como demasiado prometedor. No es la primera vez que el director Tony Gatlif, nacido en Argelia pero radicado en París, explora paisajes exóticos, e incorpora en su relato elementos de la cultura local con una insistencia en la identidad gitana. Su filmografía no ha descuidado por cierto el tema de la independencia de Argelia, pero han sido la inmigración, los gitanos y la música algunos de sus reiterados intereses. Con respecto a Djam, Alejandro Lingenti, en el diario argentino La Nación, ha elogiado particularmente la labor de su protagonista. Según él, "la muy buena actuación de la joven actriz belga Daphne Patakia, dotada de un enorme carisma y cargada de una desbordante energía, es la fortaleza más notoria de una película”.

DALE AL TRACKING

Limpiar los cabezales con hisopos y alcohol. La cinta scotch tapando el peque- ño agujero de los videocasettes no regrabables. El mágico descubrimiento de conectar un video a otro y realizar copias de las pelí- culas alquiladas. El eterno miedo a la desmagnetización de la cinta. Gastarse los dedos ajustando las perillas de tracking. Los años han hecho que todo lo que volvía inconveniente a la cultura VHS de a poco sea visto bajo una nueva luz, un poco por haberse obtenido el tiempo y reposo necesario como para que la nostalgia llegue a una diferente etapa de añejamiento, otro poco por un nuevo fetichismo hipster en donde hasta circulan apps que emulan el tono un poco desvaído del antiguo formato y, finalmente, por un tema en apariencia accesorio, pero para nada secundario: en un presente donde todo está a la distancia de un click, la era de los videocassettes se presenta como una en la que el cinéfilo debía luchar, hasta físicamente, por ver lo que quería, donde a veces no bastaba con sólo alquilar, sino habilidades y argucias de un auténtico MacGyver. La Asociación de Críticos Cinematográficos del Uruguay y Cinemateca decidieron lanzar la segunda edición de Dale al tracking, un ciclo que rinde culto al incremento del consumo de cine de género clase B a través de esa nueva ventana doméstica, paralelo a los blockbusters que seguían siendo “de cine”. El videoclubismo no sólo redimensionó la experiencia del espectador llevando el cine a sus livings o habitaciones (no por nada el terror de los ochentas migró el peligro al interior de los hogares), creó una gran cultura alrededor, la primera en la que el cinéfilo ya no era sólo un fiel que congregaba junto a otros al gran templo de la sala de cine, sino una en la que se convirtió en un integrante más activo, desencadenando el valor del préstamo, coleccionismo y nuevas curadurías subterráneas. Dale al tracking promete, como en su edición anterior, aprovechar Cinemateca 18 para convertirla, durante el fin de semana del 31 de agosto al 2 de setiembre, más que en una sala de cine, en un gigantesco living donde podamos ver algunas de las películas que marcaron una generación.
Costo de entrada individual y por abonos :
1 película $ 120
3 películas $ 300
6 películas $ 440
9 películas $ 660

Agosto 31, viernes.A las 17.55 hs.

ROCKY IV

Dir:Sylvester Stallone.
EEUU 1985-90 min. ST. (Digital).
Con Sylvester Stallone, Talia Shire, Burt Young, Carl Weathers.

Así como todos recuerdan a Rambo por su secuela, la iconografía de Rocky no está tan asentada en esa deslumbrante pieza de realismo social que es la primera, sino en el enfrentamiento de Rocky con el ruso Ivan Drago. Quizás la más exagerada y chovinista de toda la saga, es de las piezas más insignes del cine en plena Guerra Fría, a poco tiempo de que cayera el muro.

Agosto 31, viernes.A las 19.30 hs.

GREMLINS 2 . LA NUEVA GENERACIÓN

(Gremlins 2 – The New Batch)

Dir:Joe Dante.
EEUU 1990-106 min. ST. (Digital).
Con Zach Galligan, Phoebe Cates, John Glover.

Gremlins 2 reformuló la receta base de lo que se supone que debe ser una secuela: más, mejor, más exagerado. Todo lo que hizo icónica a la primera aparece en gran angular en la segunda: una expansión del un verso de los gremlins, junto a un montón de giros autorreferenciales e incluso varias roturas de la cuarta pared.

Agosto 31, viernes.A las 21.30 hs.

LA MOSCA

(The Fly)

Dir:David Cronenberg.
EEUU 1986-106 min. ST. (Digital).
Con Jeff Goldblum, Geena Davis, John Getz.

En esta fantasía biopunk los bellísimos Jeff Goldblum y Geena Davis de los ochenta se enamoran entre los Telepods, las máquinas que hacen realidad la teletransportación. Pero el progreso jamás es gratis y una mosca asquerosa. arruina la fiesta

Setiembre 1, sábado.A las 17.35 hs.

HECHIZO DEL TIEMPO / EL DÍA DE LA MARMOTA

(Groundhog Day)

Dir: Harold Ramis.
EEUU 1993. -101 min. ST. (Digital).
Con Bill Murray, Andie MacDowell, Chris Elliott Stephen Tobolowsky.

Un egocéntrico y amargado presentador del pronóstico del tiempo, que visita Punxsutawney para realizar la cobertura de un evento local, se acuesta esa noche en un pequeño hotel del lugar, e ingresa, cuando despierta, en un ciclo de repeticiones del mismo día. Tras un comienzo caótico y enloquecedor, el personaje adopta distintas maneras de afrontar lo que ocurre. Comedia de culto que cumple 25 años.

Setiembre 1, sábado.A las 19.30 hs.

CORAZÓN SATÁNICO

(Angel Heart)

Dir: Alan Parker.
EEUU / Reino Unido / Canadá 1987. -113 min. ST. (Digital).
Con Mickey Rourke, Robert De Niro, Lisa Bonet, Charlotte Rampling.

El detective privado neoyorquino —por supuesto, cínico, desencantado, duro— se va percatando de que se enfrenta con el propio Satán, en el contexto de una Nueva Orleans acosada por la mística vudú. Un cruce de film noir con terror realizado con especial virtuosismo cinematográfico.

Setiembre 1, sábado.A las 21.35 hs.

DURO DE MATAR

(Die Hard)

Dir: John McTiernan.
EEUU 1988. -131min. ST. (Digital).
Con Bruce Willis, Alan Rickman, Bonnie Bedelia, Alexander Godunov.

John McClane hace su debut en la franquicia enfrentando a un grupo de terroristas, descalzo y solo, en el piso 30 del rascacielos Nakatomi Plaza. Un film que nadie quería protagonizar y al que ningún productor le tenía fe y terminó convertido en un referente del cine de acción tres décadas después de su estreno.

Setiembre 2, domingo.A las 17.30 hs.

LA HORA DEL ESPANTO

(Fright Night)

Dir: Tom Holland.
EEUU 1985. -106 min. ST. (Digital).
Con William Ragsdale, Chris Sarandon, Roddy McDowall, Amanda Bearse

Todo en Fright Night parece beber de fuentes del horror clásico y sin embargo no encaja completamente dentro de ninguna de sus ramas. Con un montón de guiños nostálgicos a las funciones de terror televisivo de los 50’ y 60’ y ciertas dosis de kitsch, pero sin jamás convertirse en una pieza de horror humorístico demasiado evidente, Fright Night es un acto de amor al más elegante cine de vampiros, en tiempo de asesinos slasher.

Setiembre 2, domingo.A las 19.30 hs.

THE MONSTER SQUAD

Dir: Fred Dekker.
EEUU 1987. -83 min. ST. (Digital).
Con Andre Gower, Robby Kiger, Brent Chalem.

El terror hecho aventura. Un grupo de adolescentes faná- ticos de los monstruos y de las películas de miedo arman un club, sin imaginarse que deberán enfrentar, desde sus casas en un suburbio de estadounidense, a personajes como Drácula, Frankenstein, el Hombre Lobo, La Momia y el Monstruo de la Laguna Negra.

Setiembre 2, domingo.A las 21.10 hs.

PLENILUNIO

Dir: Ricardo Islas.
Uruguay 1993. -131min. ST. (Digital).
Con Martín Cabrera, Ricardo Islas, Sebastián Rivero, Ana Cecilia García.

Plenilunio se convirtió en una suerte de pieza de culto dentro de varios círculos de la cinefilia uruguaya, un antecesor directo de los trabajos de otros directores más jóvenes. Muchos han hecho hincapié en el carácter artesanal y a veces amateur del film, pero con el tiempo varios de sus peculiaridades han quedado estampadas de forma indeleble en la memoria de muchos. Para esta presentación contamos con una versión restaurada por el mismísimo Ricardo Islas.