Cinemateca 18

ALLENDE MI ABUELO ALLENDE

Del 2 al 8 de junio. A las 17.50 y 19.30 hs.
Del 9 a 15 de junio. A las 21.30 hs.

Dir: Marcia Tambutti.
Chile 2015 - 90 min. ST. (Digital).
Guión: Bruni Burres, Paola Castillo, Marcia Tambutti, Valeria Vargas.

Alguien ha dicho que este documental era una historia estrictamente familiar… si no fuera que el abuelo de quien se está hablando es uno de los personajes más prominentes de la historia de Chile del siglo XX. En la película, la imagen de ese Allende, el político, tiene una presencia tenue. A quien la nieta se esfuerza por rescatar y traer a primer plano para conocerlo, es al Salvador Allende marido, padre, abuelo, al hombre en familia, en la intimidad. La tarea choca en pantalla con la terca resistencia de tres mujeres mayores y, pese a su tenacidad, y la directora Marcia Tambutti (nieta de Allende) solo logra cumplirla parcialmente. Su mérito, esencial y que hace del resultado una película realmente valiosa, es mantener en todo momento al clima de un encuentro familiar. Ella, su abuela, su madre, su tía, sus primos, no hablan para la cámara, lo hacen entre ellos, recuerdan, reflexionan, discuten. Tan importantes como las palabras son las miradas, el lenguaje corporal, la expresión de las manos, las vacilaciones de la voz y sobre todo, los silencios. Como telón de fondo está la tragedia de una familia arrasada por el vendaval de la historia. Pero dentro de la tragedia grande hay otra menos visible, más íntima. Tambutti, personaje central de su propia película, se desplaza entre sus consanguíneos y en sus ansias de saber y comprender se convierte en fiscal y lanza preguntas que la familia jamás se habían formulado en voz alta. Las demás impacientan, se quejan, quieren abreviar los interrogatorios, se escabullen. En algún caso el enfrentamiento llega a ser dramático, y como en muchos otros momentos allí el film compromete no solo la inteligencia sino también la emoción de su espectador.

QUE TENGAMOS PAZ EN NUESTROS SUEÑOS

(PEACE TO US IN OUR DREAMS)

Del 9 al 15 de junio. A las 17.30 y 19.30 hs
Del jueves 16 al miércoles 22 de junio. A las 21.10 hs.

Dir : Sharunas Bartas.
Lituania 2015. - 107 min. ST. (Digital).
Con: Ina Marija Bartaité, Sharunas Bartas, Lora Kmieliauskaite.

En su octavo largometraje, el lituano Sharunas Bartas se centra en la intimidad y en los problemas relacionales de una familia durante un fin de semana en su casa de campo, en las afueras de Vilnius. El film sigue a tres personajes sin nombre: un hombre (encarnado por el propio director), su hija adolescente (tanto en la pantalla como en la vida real, Ina Marija Bartaite) y su nueva compañera, violinista (Lora Kmieliauskaite): un hombre y su hija distantes, una mujer perdida sin su vida profesional, una pareja que parece no comprenderse ya a pesar de los paseos en bicicleta, los baños en el lago y el descanso en el jardín, no hay reencuentro sino más bien huida, observación y distancia. El film abre el telón con unos ciervos cazados y atrapados, introduciendo un tema que trasciende el largometraje. Los planos breves encima de los personajes y los pocos diálogos representan la profunda incomprensión y la soledad que padecen, contrastando con los planos amplios de una naturaleza fotografiada con primor, que dan a los personajes la oportunidad de salir del juego cerrado que mantienen entre sí. El poder de la película reside principalmente en la decisión de Bartas de flirtear con lo indecible y representar una atmósfera más que una narración estructurada. Entre la fractura de una familia que pierde sus palabras y la necesidad de reencontrarse a través de la apertura de los campos, las imágenes fluyen, palabra a palabra, describiendo el objeto lejano de esta película que trata de admitir una deriva sin golpear en la tragedia familiar. Una obra íntima y personal.

UNA JUVENTUD ALEMANA

(Une jeunesse allemande)

Del jueves 16 al miércoles 22 de junio a las 17.45 y 19.30 hs.
Del jueves 23 al miércoles 29 de junio a las 21.05 hs. .

Dir: Jean-Gabriel Périot.
Francia 2015. -93 min. ST. (Digital).

En 1968 Ulrike Meinhof escribía: “La diversión ha terminado: protesta es cuando digo esto y esto no va conmigo. Resistencia es cuando procuro que lo que no va conmigo no vuelva a suceder”. Dos años después pasaría a liderar, junto a Andreas Baader, la Fracción del Ejército Rojo. ¿Cómo se llegó del extremo A, en el que una joven marxista reivindicaba la autodefensa sin olvidar que “el valor de un ser humano es algo distinto al de las ventanas rotas”, al extremo B, que llegaría a dejar un saldo de 34 muertos? Esta película proporciona algunas respuestas. A lo largo de su filmografía, Jean-Gabriel Périot ha planteado siempre reflexiones tan lúcidas como incómodas en torno al modo en que la violencia ha estado presente en los grandes cambios sufridos por la humanidad. Su primer largometraje es un apabullante ensayo a ritmo de thriller, construido con una cantidad ingente de imágenes de archivo de un momento convulso en la historia de la Alemania post Segunda Guerra, un recordatorio del conflicto a veces irresoluble (y vigente hoy día) entre ideales y acción directa. El intenso relato que es Una juventud alemana se sustenta gracias al enorme archivo, en cantidad y calidad, sobre el que trabaja Périot para hacer su película. Una recopilación de fotografías, films y reportajes de la época que requieren un ejercicio de montaje laborioso, para dar así con un relato dinámico que nos ubica en un contexto (la política alemana y la herencia nazi en las instituciones) y nos presenta a los protagonistas de esta nueva generación, los primeros en oponerse a esa presencia tan fantasmagórica como real dentro del gobierno alemán. Entre los miembros de esta generación, a la que pertenecen cineastas como Hartmut Bitomsky, Harun Farocki o R.W. Fassbinder, también se encontraba Ulrike Meinhof. . La película es a su vez un recorrido cronológico desde los orígenes de los miembros de aquella organización, arrojando luz sobre su pasado y sus motivaciones políticas.

ZONDA: FOLCLORE ARGENTINO

Del jueves 23 al miércoles 29 de junio a las 17.55 y 19.30 hs.

Dir: Carlos Saura.
Argentina/Francia/España 2015 - 70 min. ST. (Digital).
Con: Soledad Pastorutti, Pedro Aznar, Juan Falú, Jairo, Gabo Ferro, Liliana Herrero.

El zonda es un viento fuerte y cálido, proveniente de la cordillera cuyana, que afecta desfavorablemente a los seres vivos produciendo cierta inquietud y excitación. Las gentes de este documental del español Carlos Saura le hacen frente con las armas creativas de la danza y la canción. Diecisiete años después de Tango (1998) Saura vuelve a la música argentina, en este caso la del noreste del país, en un repaso de formas expresivas que abarcan la zamba, la chacarera, la cueca, ritmos indios, andinos y pamperos, acompañados del baile y enriquecidos, alguno de ellos, por el jazz y otras músicas populares. El repaso incluye dos homenajes imprescindibles en lo que música popular argentina: la atención a las figuras de Mercedes Sosa y Atahualpa Yupanqui. El resultado se convierte así en un recorrido fascinante sobre un mundo pasado, presente y futuro de un género, o varios, que marcaron declaradamente la juventud del cineasta. La crítica de ambos lados del Atlántico se ha sentido atraída por la propuesta. En el diario español El Mundo, Luis Martínez pudo afirmar que "Zonda se pasea por la pantalla en llamas. Los distintos números musicales se entrelazan en la retina, se suceden unos detrás de otros, en una narración callada por la que respira el mundo. Suena poético y, en realidad, es así." Su colega y compatriota Francisco Marinero asegura por su parte que "Quizá se pueda llamar a esto voz del pueblo, y Saura no sólo le da audiencia y divulga cuánta es su diversidad, sino que la magnífica con unas imágenes espléndidas, constituyendo una nueva aportación inapreciable a nuestra cultura musical."

EL NIÑO Y EL MUNDO

(O Menino e o Mundo)

Del jueves 30 de junio al miércoles 6 de julio. A las 18 hs.

Dir:Alê Abreu.
Brasil 2013 - 80 min. ST. (Digital).

El padre de Cuca se va de casa para trabajar en la ciudad y el niño queda al cuidado de su madre y el abuelo. Ahí conoce lo hermoso del campo y las tradiciones musicales, el valor del trabajo y la seguridad de vivir en una comunidad pequeña. Sin embargo, el chico decide dejar la aldea porque no soporta más la nostalgia al recordar a su padre. Se marcha a la ciudad y conoce ahí el avasallador peso del capitalismo en la economía, la globalización, la explotación laboral, el desplazamiento que la tecnología hace del trabajo humano. A partir de la búsqueda del padre el film se adentra en un Brasil desolador, donde la explotación laboral, la contaminación, la deforestación del Amazonas y la pérdida de las tradiciones y la identidad del pueblo van apoderándose de una historia que se inicia repleta de color y alegría. Con una animación de real calidad, la película propone una denuncia demoledora de la explotación laboral, el caciquismo, el pasado dictatorial de Brasil, el fútbol como opio del pueblo, la represión policial, la contaminación y la destrucción del Amazonas. Alguien ha dicho ya que es probablemente la película animada más antisistema que se haya hecho. Para sorpresa de quienes piensan que al sistema no le gusta, de cuando en cuando, una película antisistema, El niño y el mundo fue nominada al Oscar como mejor largo de animación. Al respecto, el crítico norteamericano Charles Solomon, del Los Angeles Times, ha señalado que "O menino e o mundo recuerda al espectador que una película animada puede ser más íntima y personal que las grandes producciones de alto presupuesto llenas de efectos por ordenador de los estudios de Hollywood". Y ha habido otros elogios. Carlos Bonfil, de La Jornada de España, se pregunta: "¿Un cine de animación para niños? Tal vez. Pero un cine que es educación visual y respeto a la sensibilidad e inteligencia de sus espectadores."

 

 

EL TESORO

(Comoara)

Del jueves 30 de junio al miércoles 6 de julio. A las 19.30 y 21.05 hs.
Del jueves 7 al miércoles 13 de julio. A las 21.30 hs.

Dir: Corneliu Porumboiu.
Rumania 2015. - 85 min. ST. (Digital).
Con: Toma Cuzin, Adrian Purcarescu, Corneliu Cozmei

Costi es un joven padre de familia que vive en Bucarest. Le gusta leer las aventuras de Robin Hood a su hijo de 6 años por la noche, para que se duerma. Un día, su vecino le comenta que está seguro de que hay un tesoro enterrado en el jardín de sus abuelos. Si Costi le ayuda alquilando un detector de metales y acompañándole, compartirá el tesoro con él. Inicialmente escéptico, y a pesar de todos los obstáculos, Costi se deja llevar por la aventura. La encantadora obra del cineasta rumano (Bucarest 12:08, 2006; Policia. Adjetivo, 2009; Cae la noche en Bucarest, 2013; El segundo juego, 2014) cuenta con dos grandes virtudes. La primera de ellas es cómo consigue arrancar risas de secuencias que, por sí solas, no tendrían nada de gracioso. El director se vale de las repeticiones y del recurso de alargar la duración de sus escenas para conseguir momentos muy divertidos utilizando como base elementos sencillos, como puede ser recorrer el terreno con un detector de metales o realizar una compra en una joyería. En segundo lugar, destaca el uso que hace de la memoria del espectador que, acostumbrado a historias similares, espera encontrar en el film un desenlace similar al de éstas, descubriendo que realmente Porumboiu está sorteando de forma muy intencionada los lugares comunes para burlarse del cliché y, lo que resulta aún más destacable, mantener la intriga y la atención del espectador en el relato. Jordan Mitzer, en The Hollywood Reporter, ha descrito el resultado como “una película de autor minimalista con algunos giros inesperados. El tesoro sigue confirmando el estatus de Porumboiu como una de las mentes más fascinantes del cine actual”. Premio a mejor elenco en Cannes, en la sección Un Certain Regard.

 

 


UNA SEGUNDA MADRE

(QuE Horas Ela Volta?)

Del jueves 7 al miércoles 13 de julio. A las 17.30 y 19.30 hs.
Del jueves 14 al miércoles 20 de julio. A las 20.55 hs.

Dir: Anna Muylaert.
Brasil 2015 - 108 min. ST. (Digital).
Con: Regina Casé, Camila Márdila, Karine Teles

Val es una asistenta interna que se toma su trabajo muy en serio. Sirve a un adinerado matrimonio de São Paulo día y noche, y cuida a su hijo adolescente, al que ha criado desde su infancia y con el que tiene una relación muy especial. El orden de este hogar parece inquebrantable, hasta que un día llega desde su ciudad de origen la inteligente y ambiciosa hija de Val, Jessica, a la que había dejado al cuidado de unos familiares en el norte de Brasil trece años atrás. La presencia de la joven pone en peligro el balance de poder en la casa. Esta nueva situación pondrá en tela de juicio las lealtades de Val y le obligará a valorar lo que está dispuesta a perder. La directora Anna Muylaert mantiene un acertado tono entre lo cómico y lo dramático para que no se le escape de las manos una trama que podría haber dado lugar a un melodrama social pero que es realmente una interesante radiografía de la sociedad de su país. La hija llega a la casa donde trabaja la madre y desde luego no se siente sirvienta de nadie. Aquí aparece la labor de empoderamiento que ha realizado la escuela de pedagogía crítica seguidora de Paulo Freire. Incluso la joven cita al maestro que ha introducido esos planteamientos políticos en su educación. Esa radiografía que también pueden ser aplicable a las relaciones humanas a nivel general, donde unos adoptan el papel de amos y otros el de súbditos, sin plantearse un cambio o una ruptura de ese orden. A ello ayuda especialmente la labor de su actriz protagonista, Regina Casé, que sabe encarnar a esa mujer con el corazón dividido, que desarrolla con humildad su trabajo y se ve envuelta en toda una lucha de clases en la que le toca tomar partido. El film arrancó con fuerza, siendo reconocida con el Premio Especial del Jurado en el Festival de Sundance y el Premio del Público en la sección Panorama del de Berlín

CORAZÓN DE PERRO

(Heart of a Dog)

Del 2 al 8 de junio. A las 17.50 y 19.30 hs.
Del 9 a 15 de junio. A las 21.30 hs.

Dir: Laurie Anderson .
EEUU 2015 - 75 min. ST. (Digital).
Con: Laurie Anderson, Archie, Jason Berg, Heung-Heung Chin.

Derrochando inteligencia y ganas de jugar en medidas iguales, este fascinante ensayo fílmico de la artista y músico Laurie Anderson es una meditación de inagotable curiosidad sobre la mortalidad. Variando con rigor sus asociaciones dentro de muchísimos tópicos, Corazón de perro posee un espíritu explorador, lleno tanto de sombras como de risas. El punto de partida de esta película de Laurie Anderson fue la muerte de una mascota: Lolabell, una rat terrier que podía tocar el piano y pintar. En una escena hecha con animación monocromática, Anderson describe sus sentimientos casi maternales hacia la perra con el humor mordaz que suele caracterizarla. Eso, de cualquier manera, es tan solo el inicio de una serie de asociaciones libres que construyen la película, una especie de meditación sobre la muerte de seres queridos y la interacción de recuerdos vívidos con el presente. De esta forma, una anécdota sobre Anderson y Lolabelle siendo asediadas por un halcón termina remitiendo a los cambios sufridos por la ciudad y los habitantes de Nueva York luego del 9-11. Y al mismo tiempo, ciertos slogans usados por el gobierno en ese momento (“Si ves algo, decilo”) puede llevar a un análisis sobre Wittgenstein y los límites del lenguaje. Corazón de perro es un documental personal, lleno de humor y de tristeza y de aquello que en algún momento se llamó “intelectualidad”, que utiliza diferentes medios (desde filmaciones en 8 mm, digital y todo tipo de imágenes intervenidas) para terminar narrándonos un fragmento autobiográfico. Es también el regreso de Anderson al cine.