CINEMATECA 18

Todo el santo día - Tres D

 

18 de Julio 1280 - Tel: 29009056


C18. Julio 31, jueves. A las 21 hs.

TODO EL SANTO DÍA

(Tutto il santo giorno)

Dir: Paolo Virzi. Italia 2012 - 102 min. ST. (Digital)
Libreto: Francesco Bruni, Paolo Virzì. Fotografía: Vladan Radovic. Música: Thony. Producción: Motorino Amaranto. Elenco: Luca Marinelli, Thony, Katie McGovern, Robin Mugnaini, Donatella Barzini, Fabio Gismondi.

Desde hace más de una década, el italiano Paolo Virzì también ha encontrado en la comedia su especialización y sustento, si bien a lo largo de su filmografía ha pretendido desmarcarse de los cánones arquetipos del ‘chico conoce a chica’, cosechando una expansión formal en sus rutinas narrativas y adoptando contextos, como el histórico en el caso de Napoleón y yo, que enriquecen más aún las expectativas que conciernen a la terminología referida a lo cómico. En Todo el santo día lo sarcástico deriva al humor negro. La gentileza con la que está narrada y su voluntad empática fomentan un cuento suavemente tragicómico sobre la voluntad psicótica de sacrificar una relación afectiva debido a las dificultades de procreación maternal e impotencia paternal. Toda esa ansiedad y gravedad intrínseca se presenta con evidente dulzura en una película recorrida por escenas de la vida cotidiana de la pareja, que bien podría ser identificable por cualquier otra. Virzì, en su intento por insuflar un tono muy realista a su guión, hace uso del sentimiento ceremonial tan frecuente en Italia. Algunas de estas secuencias, convites y reuniones entre los inquilinos de vecindario, rebosan frescura. El film se revela como una comedia que formalmente no lo parece. Por momentos, toca la fibra sensible y desarma al más íntegro en su representación de los fragmentos que se van desprendiendo durante una cronología del desamor, el anhelo y la pérdida.Especialmente interesante es el debut cinematográfico de Thony, popular compositora y cantante italiana. Su papel, un alter ego de sí misma en la pantalla, recoge gran parte de su recorrido musical y vital, por lo que ese encuentro casual de redoblado doppelgänger referencial resulta delicioso en su vertiente más ingenua y potente en su contrapeso más dramático. El resultado ha recibido elogios. En The Hollywood Reporter, John DeFore ha dicho que el film “se beneficia de una buena química entre sus dos agradables protagonistas”. En el argentino Fernando López en La Nación ha elogiado igualmente a “una pareja protagónica que se gana la simpatía del espectador a fuerza de naturalidad”.

 

C18. Agosto 6, miércoles. A las 21 hs.

TRES D

Dir: Rosendo Ruiz. Argentina, 2014 – 87 min. (Digital).
Guión: Rosendo Ruiz. Fotografía: Pablo González Galetto. Sonido: Atilio Sánchez. Coproductores: Carla Briasco, Eduardo Crespo, Inés Moyano. Elenco: Matías Ludueña, Micaela Ritacco, José Campusano, Lorena Caviccia, Gustavo Fontán, Nicolás Prividera, José García.

El segundo film del director de la multipremiada De caravana, una mezcla de ficción y documental que transcurre en el Festival Internacional de Cine Independiente de Cosquín. Matías está allí con su cámara para entrevistar a todos los que hacen de un festival una fiesta del cine. Y es que los festivales transcurren o parecen transcurrir en la pantalla, pero hay todo un mundo paralelo que se desarrolla en los alrededores, donde directores, actores, críticos, periodistas y toda esa fauna que puede llamarse “gente de cine” interactúan entre ellos y con el público, en una dinámica, muchas veces, surrealista. Si César Aira produjo una novela (Festival) a partir de su experiencia como jurado del BAFICI, Ruiz hace lo propio con esta ficción que integra materiales documentales tomados en el FICIC y que habla sobre el cine, lo que se dice y lo que se ve en los festivales, la crítica y sus efectos, el pasado y el futuro del medio y, por supuesto, el amor. Y no solo sobre el amor por el cine, sino también el amor entre los protagonistas de Tres D, Matías, que entrevista y documenta, y Mica, una muchacha que quiere relacionarse con el ambiente cinematográfico y que termina audicionando para la película Fango, de José Campusano. El film se convierte así en un pequeño ejemplo del cine que intenta defender, jugando con la pregunta de uno de los críticos entrevistados de si al fin y al cabo algunas películas no terminan siendo hechas de acuerdo a cierta idea de cómo debe ser un film para ser incluída en un festival de cine. Si esto fuera así y la respuesta fuera Tres D, habría que concluir que las películas hechas para ser exhibidas en festivales, tienen esa gracia de lo pequeño, esa apelación, todavía, al amor y ninguna vergüenza en conservar un dejo de romanticismo y dejar una puerta abierta por donde, quizás se cuele la crítica. Algo, que, por supuesto, puede ser la descripción de una película encantadora, se exhiba dónde se exhiba. Filmada en sólo cinco días, Tres D, forma parte de un fenómeno más amplio y que se ha llamado, con poca originalidad el “Nuevo cine cordobés”, pero no deja de ser cierto que el cine argentino actual parece tener en Córdoba su polo más creativo y en Ruiz un director a seguir.